Anexo II - Club Centenario

Junio 16, 2017

A-IISalón Socios Veteranos de la guerra del Chaco

Luego de 42 años de su fundación, el Club Centenario experimentó una de sus primeras necesidades de seguir creciendo, no sólo en número de socios sino en infraestructura y espacios para la recreación, el encuentro y el fomento de los vínculos sociales que los caracterizaron desde un principio. Fue entonces cuando nació el emblemático Anexo II que, habiendo albergado tantos eventos a lo largo de su historia, necesita hoy de una intervención criteriosa que lo sitúe nuevamente entre uno de los salones de encuentro más confortables de nuestro Club y por qué no, de la ciudad de Asunción.

Proyectar es siempre trascender del presente, es mirar para adelante y poder imaginar espacios que serán aprovechados por las futuras generaciones. Espacios amplios, versátiles y cómodos que se adecuen a la mayor variedad de programas posibles, entendiendo que el Club Centenario cuenta ya con una interesante pluralidad de actividades recreativas, culturales, sociales y deportivas para sus socios.

El actual Anexo II y sus limitaciones,

Una vivienda de la época que fue transformada y retocada a través del tiempo, presenta ciertos aspectos arquitectónicos que son considerados como limitantes espaciales al momento de realizar actividades de gran convocatoria, podríamos sintetizarlos en obstáculos verticales y horizontales. Por un lado, se puede hablar de la cantidad (hoy en día) innecesaria de apoyos intermedios o pilares estructurales que fragmentan al espacio e impiden su expansión funcional y visual, así como también los obstáculos horizontales dados principalmente por el desnivel que fractura el plano de base en dos, y el sistema de techo tradicional que presenta limitaciones principalmente al momento de contener los equipamientos necesarios para ambientar al salón.

Entendemos también que existen espacios subvalorados que podrían incorporarse de manera muy potente a la propuesta y acompañarían la dinámica generada por el conjunto, éstos son precisamente el patio frontal que da sobre la Avenida Mariscal López y el techo del salón como nuevos lugares conquistados mediante el diseño, para la expansión y el disfrute de los socios y sus invitados.

Propuesta de intervención,

Como idea genérica y punto de partida, se optó por plantear una franja de extremo a extremo compuesta por espacios cubiertos y descubiertos que estén integrados espacial y funcionalmente entre sí y al paisaje, logrando un conjunto compacto que aproveche de mejor manera el sitio disponible para la intervención.

Programas a incorporar, de frente a fondo

- Se propone una plazoleta de expansión sin presencia vehicular y en sombra natural bajo los lapachos

- Salón de fiestas para 400 personas con pista de baile y escenario

- Un paquete general de apoyos que, dejando 2 metros de circulación de servicio con respecto al lindero, se dispone de manera longitudinal cociendo todos los programas

- El nuevo jardín con parrilla integrada al área de catering

- Finalmente, en una ubicación más tranquila y sosegada, los salones de encuentro para la comisión de adultos mayores y de arte.

Lógica estructural,

Se buscó una solución versátil que pueda resolver todos los programas y sus diferentes requerimientos a partir de un único elemento estructural prefabricado en forma de viguetas pretensadas, que apoyen transversalmente y en distintas alturas a lo largo del edificio para ir generando los espacios necesarios. Este empleo de elementos prefabricados permite un ahorro en materiales, mano de obra y en tiempo de ejecución que favorecerán la pronta rehabilitación del local, así como también de una planta libre sin pilares internos y una terraza de expansión para duplicar la capacidad del A-II.

Destacando al Patrimonio y la preexistencia,

La pintoresca fachada de aquella casona familiar, es puesta en valor mediante una caja vidriada que la contiene, dotándola de nueva escala y significado, como una preciada joya exhibida a la ciudad. Así también se rescata la arcada lateral que dibujó desde siempre la tradicional imagen del Anexo II.

Materialidad del conjunto,

Se plantea la fina utilización del hormigón a la vista, como símbolo de solidez atemporal y elegancia, que brindan homenaje a aquellos socios que defendieron la patria en la contienda del Chaco y al mismo tiempo anclarlo al presente a través de una imagen contemporánea que dialogue por contraste con el conjunto construido.

Se plantea también la reutilización con un nuevo lenguaje de los materiales cerámicos de demolición para construir el pavimento de los jardines y los componentes estructurales del techo de madera como elementos prácticos y destacables que preserven de la memoria del lugar.