N2A

Junio 21, 2017

Una vivienda en Duplex con más de 30 años de construcción es sujeto de remodelación y reciclaje a partir de nuevas necesidades que una familia joven plantea.

Como generar mayor espacio social interior y exterior en una vivienda por demás compacta y cerrada entre paredes?

Como encarar el pedido de mayor seguridad en la fachada de una edificación sin que eso repercuta negativamente en el lenguaje de la ciudad?

Fueron unas de las principales interrogantes que asumimos como proyectistas para realizar este encargo.

Como los materiales cerámicos son los más económicos, variados y abundantes en nuestro medio, optamos por analizar cuales podrían ser las características nuevas que pudiesemos otorgarles para lograr nuestros objetivos. 

El tejuelón cerámico, normalmente utilizado en la cubierta de una vivienda y por lo general oculto por las mismas tejas y hasta quizás por un cielo raso, fue llevado directamente a la fachada, para que ayudado por una estructura metálica ligera, pueda generar una composición homogenea de llenos y vacíos, haciendo las veces de un filtro cerámico que, con un lenguaje totalmente renovado y fresco, acompañe a la joven familia que habitaría la vivienda.

Perfiles IPN de 15cm de canto fueron suficientes para soportar el filtro en 3 puntos de apoyo juntos con la estructura portante del muro de fachada.

La piel cerámica en si, está conformada por módulos prefabricados de 1 x 2,5 metros, los cuales se fueron montando sobre un entramado de perfiles T.

El resultado: Una vivienda "segura" que genera un contrapunto y transmite emociones a cualquier transeunte que se cruce con ella.

En el interior, el viejo esquema de subdividir los ambientes por muros, es sustituido por el concepto de lograr la mayor amplitud posible, buscando dotarle a la casa de versatilidad, necesaria para recibir visitas y permitir diversas actividades sociales y recreativas.

En el fondo, un pequeño patio de servicio fue ampliado y transformado en la prolongación casi imperceptible del estar/comedor de la casa, permitiendo la entrada de luz natural y actuando de telón de fondo por medio de un entramado de ladrillos cerámicos que envuelven los muros linderos.