Silo y Molino Encarnación

Junio 16, 2017

Año de proyecto: 2015

2do Premio

Lugar: Encarnación - Paraguay

Participación en conjunto con otros colegas.

El antiguo complejo del silo y molino harinero San José de la ciudad de Encarnación, dió vida a las actividades agrícolas y productivas de aquel momento y estaba vinculado de forma directa con la linea de ferrocarril que transportaba los productos a los diversos puntos del país.

Construída la actual Represa de Yacyretá sobre el Río Paraná, entidad binacional entre Paraguay y Argentina, el embalse causó la inundación de vastos terrenos a ambas márgenes, transformando por completo la geografía y la condición de borde de las ciudades costeras como Encarnación y Posadas.

Antiguas infraestructuras costeras quedaron totalmente bajo agua, otras a medias, las cuales tuvieron que ser demolidas y otras como el Silo y el Molino Harinero San José., fueron sujetos de debate público por su condición icónica y representativa dentro del imaginario de la ciudad.

La propuesta parte de asumir la realidad de la presencia del agua por aquella gran transformación producida por la Hidroeléctrica y aprovechar su presencia para utilizarla a favor de quienes puedan visitar la rehabilitación de este sitio.

Como los cimientos nunca fueron pensados para actuar en un suelo totalmente impregnado de agua, se diseña un exoesqueleto que mediante fundaciones independientes y profundas, pudiese sostener los muros y toda la estructura interna de los programas, desprendiendo a los edificios del espejo de agua para agudizar aún más la tensión por su ingravidez.

Se plantearon plataformas flotantes que pudieran acompañar los ligeros movimientos de nivel de piso producidos por los vasos comunicantes del agua de rio y del hueco inundado que se creó posteriormente al refulado o relleno de la costanera. Con esto, los edificios podrían ser perfectamente habitables y transitables en cualquier circunstancia. Por otro lado, se buscó en ambos casos lograr la panorámica de la nueva costanera mediante un recorrido ascendente y plataformas proyectadas haciendo las veces de "azoteas transitables" para el disfrute visual del paisaje.

En el aspecto urbanístico, se diseñó un plano base que fuese capaz de vincular las principales vias de acceso hacia los edificios, transformándose en plazas acuáticas, anfiteatro y espacios reunitivos que fluyeran hacia el interior de los edificios para terminar anclándolos al rio mediante un muelle que resguarda una piscina natural, como símbolo de haber asumido el compromiso de ser una ciudad costera.

Se plantearon tambien programas dinámicos como exposiciones temporales, talleres, y recorridos audiovisuales que generen interés e interacción entre las personas y la propuesta construída.

Los autores